Principales enfermedades que requieren una cirugía de columna

  • cirugia de columna

El procedimiento de cirugía de columna se realiza cuando existe algún daño grave en la columna vertebral, la cual se extiende desde la base del cuello hasta el cóccix; además de proteger la medula espinal y los nervios, es la encargada de dar soporte a todo el cuerpo para realizar los movimientos, está compuesta por tejidos óseos, fibras, cartílagos y nervios, y cualquiera de sus partes puede sufrir daños por desgaste, un evento traumatológico o derivador de algún padecimiento.

Para su estudio y atención, de manera general, se divide en tres regiones: la cervical, la torácica y la lumbar. La primera y la última región son las que más lesiones y padecimientos se manifiestan, para el tratamiento de estas enfermedades se acude a métodos no quirúrgicos y métodos quirúrgicos realizados por un especialista en columna vertebral.

Los métodos no quirúrgicos son muy variados, que incluyen los medicamentos orales e inyectados, principalmente antiinflamatorios, tanto esteroides como no esteroides, y analgésicos; así como tratamientos fisioterapéuticos, que incluyen ejercicios, cambios en los estilos de vida y la dieta.

Por otra parte, los mejores quirúrgicos son aplicados con una amplia variedad de técnicas entre las que se pueden mencionar la laminotomía, la discectomía, la microdiscectomía, la laminectomía, la artrodesis, la quiminonucleolisis, entre otras. Cada una de estas cirugías se enfoca a un área específica de la columna y en uno o varios padecimientos.

Entre los padecimientos que requieren una intervención quirúrgica como tratamiento para la columna vertebral hay cuatro clases. La primera son enfermedades que no son de la columna, pero que la afectan indirectamente, como pueden ser las infecciones o el cáncer, este tipo de afecciones no son diagnosticadas por un neurocirujano, pero una vez que afectan el sistema nervioso tiene que trabajar en conjunto con médicos de otras áreas.

La segunda clase de padecimientos que requieren de una cirugía de columna son los accidentes y traumas que dañan la columna, estos son diagnosticados al momento e intervenidos conforme se requiera de manera inmediata para evitar un daño mayor y pueden afectar cualquier parte de la columna vertebral.

Las dos clases restantes son las enfermedades congénitas, las cuales son condiciones con las que se ha nacido y generalmente son padecimientos hereditarios; y las degenerativas, ocasionadas por el desgaste natural de la columna debido principalmente a la edad o a acciones repetitivas, como las realizadas en el ejercicio físico o en trabajo extenuante. Estos padecimientos requieren necesariamente de una intervención quirúrgica.

De entre las congénitas podemos mencionar la escoliosis, un padecimiento que se caracteriza por una curvatura anormal de la columna. En algunos pacientes esta curvatura empeora con el paso de los años, por lo que tiene que realizarse una cirugía para fusionar las vértebras y así la columna sea más rígida y no pueda doblarse; este tipo de cirugía de la columna vertebral es conocida como fusión espinal, donde ser realiza un injerto de hueso entre dos o más vertebras, el hueso injertado crece y se fusiona. De igual manera, se colocan varillas o tornillos metálicos para reforzar la columna y permitir que el hueso fusione de manera correcta para mejorar la postura.

Otro padecimiento congénito es la ausencia de vértebras o las deformaciones de estas, que es un padecimiento relativamente raro. En cualquiera de los casos se requiere realizar una cirugía, ya sea para colocar una vértebra artificial o reparar la vértebra deforme. La espina bífida es un padecimiento más común, su causa es el cierre incompleto de parte del tubo neural durante el desarrollo del feto. Después del nacimiento se realiza una cirugía para repararla, aunque con el tiempo puede requerirse otra intervención

Por otra parte, de entre los padecimientos degenerativos de la columna, las cuales como mencionamos se vuelven más frecuentes cuando se envejece, los más comunes son los discos herniados que principalmente afectan a las vértebras lumbares y cervicales. Es un padecimiento muy común, gran parte de los casos no requieren de cirugía, pero en los casos en que los métodos no-quirúrgicos no surtan efecto se debe realizar una discectomía o una microdiscectomía.

La osteoporosis es otro padecimiento degenerativo que requiere la atención de los especialistas en columna vertebral en León Gto. Es un padecimiento que no sólo afecta a la columna, sino a todo el sistema óseo, pero debido a que la columna es la que sostiene el cuerpo suele ser en la que más se manifiestan fracturas debido al adelgazamiento de las vértebras.

Los últimos dos padecimientos más comunes que requieren de una cirugía es la espondilosis y la estenosis. La primera es causada por el desgaste crónico de la región cervical de la columna, que puede provocar que los discos entre las vértebras se degeneren y las vértebras rocen entre sí, lo que tiene como consecuencia que se astillen.

Estenosis, por su parte, es el estrechamiento anormal del canal de la columna y puede aparecer en cualquiera de sus regiones, este estrechamiento provoca presión en la medula espinal y con ellos muchos síntomas que afectan la calidad de vida. La técnica quirúrgica aplicada en estos casos es la laminotomía, que consiste en retirar una lámina o porción del hueso de la vértebra para disminuir la presión.

Estos padecimientos tienen síntomas en común que pueden ayudar a identificar que hay alguna afectación en la columna, los más comunes son el dolor de espalda, la lumbalgia, la parestesia, la rigidez en las extremidades, entre otras. Su diagnóstico debe ser realizado por un especialista, el cual determinará qué tipo de intervención quirúrgica es requerida o si únicamente es necesario un tratamiento no-quirúrgico.

En La Columna Vertebral encontrarán los mejores especialistas en cirugías y el tratamiento de los principales padecimientos de esta zona. Contamos con las mejores técnicas en cirugía de columna mínimamente invasivas, que se ha demostrado tienen una mayor tasa de éxito y un periodo de recuperación más rápida. Si requieren una evaluación, tratamiento o una cirugía, los invitamos a agendar una cita vía telefónica o por correo electrónico, con gusto los atenderemos y recibirán un tratamiento integral de la mano de los mejores especialistas.