¿Cuándo es necesario un tratamiento quirúrgico para las hernias discales?

  • hernia discal tratamiento

La hernia discal tratamiento puede ser un procedimiento no-quirúrgico o quirúrgico, dependiendo de la zona donde se desarrolle y de los síntomas que manifiesta; se trata de un padecimiento muy común que suele afectar principalmente a las personas mayores de 35 años, ya que los discos intervertebrales suelen desgastarse con la edad y perder elasticidad. También es un sufrimiento común en personas que realizan actividades físicas extenuantes, que incluyen el cargar mucho peso sin el soporte adecuado en la espalda.

La columna vertebral se compone por distintos elementos, entre las partes más importantes se encuentran las vértebras, los discos intervertebrales y los nervios. La función natural de la columna hace que sea el soporte de todo el cuerpo, por lo que está sometida constantemente a grandes cargas, sobre todo si se realizan actividades en donde se suelen cargar elementos muy pesados, cuando existe sobrepeso y por la misma edad.

Para permitir un libre movimiento de las vértebras y que la columna no sea totalmente rígida, existen los discos intervertebrales, los cuales evitan que las vértebras choquen y rocen entre sí, lo que haría que se astillaran. Los discos se conforman por un núcleo pulposo y una pared que es más resistente y evita que se rompan.

Sin embargo, con el paso de los años o si se realizan actividades que exijan mucho a la columna sin la protección adecuada, los discos pueden salirse de su posición e incluso romperse, lo que irrita los nervios adyacentes y los comprime; esto causa síntomas en diversas partes del cuerpo, lasmás común es la hernia discal lumbar, que afecta la parte inferior del cuerpo.

Los principales síntomas de una hernia discal son el dolor en la zona herniada, también se puede extender a lo largo de las extremidades; en caso de la hernia lumbar se puede desarrollar la ciática. Otros síntomas comunes son las alteraciones en la sensibilidad, acorchamiento, entumecimiento y/o alteraciones en la fuerza, especialmente en los movimientos del pie.

Más del 90 por ciento de las hernias discales tienen lugar entre los niveles L4-L5 y L5-S1, aunque pueden aparecer a cualquier edad, es excepcional que lo hagan antes de los 20 años y por encima de los 60 años. Una vez que se presentan los síntomas, se debe realizar una Resonancia Magnética o un TAC, para determinar el lugar de la hernia de disco, la seriedad de esta y el tratamiento adecuado.

Si no es muy grave, la hernia sanará por sí sola en algunas semanas, siempre y cuando se mantenga reposo y se disminuya la intensidad de sus actividades cotidianas, los síntomas pueden ser tratados con medicamentos o con un tratamiento fisioterapéutico. Sin embargo, si la hernia es muy grave, debe practicarse un tratamiento quirúrgico.

¿Cuándo está indicado el tratamiento quirúrgico?

El tratamiento de una hernia de disco es determinado por un especialista en columna vertebral de manera individual, no se pueden generalizar las situaciones en las que es necesario un tratamiento u otro, pero si hay factores comunes que pueden determinar que requieren de un tratamiento quirúrgico.

Estos factores pueden ser el dolor que no responde al tratamiento médico, el que al suspender el tratamiento reaparecen los dolores, la presencia de una lesión neurológica, como pérdida de fuerza o de sensibilidad en las extremidades y/o los riesgos de lesiones neurológicas.

El tratamiento quirúrgico de una hernia de disco consiste en extirpar una porción del disco herniado el cual comprime los nervios, de esta manera desaparecerán los síntomas y se evitarán daños graves a los nervios que rodean la columna vertebral. Para realizar la operación de hernia discal se han desarrollado diversas técnicas a lo largo de los últimos años según las características de la lesión y el paciente.

Los especialistas en columna vertebral en León Gto decidirán el tipo de tratamiento, el más común es la discectomía, que se realiza con anestesia general y a través de una incisión en la línea media de la espalda variando la altura según el nivel de la hernia y la longitud, dependiendo de la constitución física del paciente la incisión va de dos a cuatro centímetros.

Con ayuda del microscopio se practica una ventana en el ligamento que une la parte posterior de las vértebras y, de ser necesario, se rebaja unos milímetros el reborde óseo de la lámina vertebral. Una vez llegado al disco se corta una pequeña porción, dependiendo de la evaluación del médico será el porcentaje por cortar.

Al no extraerse por completo el disco, no se comprometerá el movimiento de las vértebras o que éstas puedan chocar después de este tipo de intervención. La duración aproximada de la intervención quirúrgica es inferior a una hora. Y los tiempos de recuperación varían de persona a persona.

Posterior a que reciban una hernia discal tratamiento es requerido seguir una serie de cuidados, como el uso de una faja para mejorar el soporte de la zona, reducir las actividades físicas exigentes, entre otros. También el médico puede enviarlos con un fisioterapeuta para que les recomiende ejercicios para mejorar la resistencia de la columna y los músculos adyacentes.

Otra técnica quirúrgica que está ganando popularidad, en especial para el tratamiento de hernias pequeñas es la nucleoplastia, que consiste en el uso de radiofrecuencia intradiscal; se lleva a cabo en un quirófano con anestesia local y en ocasiones con una ligera sedación. A diferencia de la técnica anterior no se corta ninguna parte del disco intervertebral, el procedimiento tiene una duración aproximada de 30 minutos, el paciente puede ser dado de alta a las pocas horas e incorporarse a una vida normal.

El hernia discal tratamiento adecuado lo determinará el médico especialista, por lo que, en caso de sufrir este padecimiento deben acudir con un especialista altamente calificado. Los mejores los encontrarán en la clínica de La Columna Vertebral, en donde contamos con los mejores especialistas en el tratamiento de la columna y todos los padecimientos que pueden afectarla. Pueden agendar una cita a través de nuestras líneas telefónicas y correo electrónico. No olviden compartir nuestros posts en las redes sociales.