¿Cuándo debo llevar a mi hijo a consulta con el especialista en columna vertebral?

  • especialista en columna vertebral

En la Columna Vertebral, sabemos que el dolor de espalda es bastante frecuente en niños y adolescentes y constantemente los padres se preguntan ¿Cuándo debo preocuparme por ese dolor y acudir a un especialista en columna vertebral? Hoy ahondaremos sobre este tema, y esperamos despejar varias de sus dudas, sin embargo para una atención personalizada, ponemos a sus órdenes nuestro teléfono (477) 716 2402.

Cuando los niños y jóvenes, sobre todo de edad escolar, sufren de dolor de espalda, las causas que se definen son diversas y entre las principales se encuentran el permanecer mucho tiempo sentados en mala postura, ya sea estudiando o jugando frente a la computadora; además muchos de estos dolores se adjudican a que transportan demasiado peso en sus mochilas.

Recordemos que la espalda es una estructura robusta, formada por huesos resistentes y una musculatura potente. Durante la infancia, lo normal es que el dolor de espalda no se deba a una enfermedad de la columna vertebral, sino a un mal funcionamiento de la musculatura de la espalda y a la influencia de determinados factores de riesgo.
Habitualmente se habla de un dolor general entre los niños que no suele ser muy intenso, aunque si es continuo, por lo que se torna pesado y molesto. Su duración habitual es entre una o dos semanas, para luego reaparecer meses después. La mayoría de estas molestias se producen por la contractura de alguno de los muchos músculos que tiene la espalda para mantenerse fija, recta y segura. La principal función de la espalda es sostener el cuerpo y permitir su movimiento, contribuyendo a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo así como también en movimiento, además de proteger la médula espinal en una envuelta de hueso.

¿Cómo está conformada la columna vertebral de los niños en crecimiento?
Su pequeña columna está conformada por 33 vértebras, las 7 cervicales, 12 dorsales y 5 lumbares, que están separadas por los 23 discos intervertebrales correspondientes. Las 5 sacras están fusionadas, al igual que las 4 coxígeas, formando los huesos sacro y coxis. Cuando se observan de frente, las vértebras se verán perfectamente alineadas, formando una vertical, pero cuando se observan de perfil, se verá una perfecta forma de curvas.
La superior está en la zona cervical y la inferior está situada en la lumbar, además de ser cóncavas hacia atrás y se les llama lordosis cervical y lumbar respectivamente. La curva media es cóncava hacia adelante y se llama cifosis dorsal, esta disposición permite que la columna sea muy resistente a la carga aplicada en dirección vertical, debido a que sus curvas aumentar el nivel de flexibilidad. Cuando la carga es muy pesada, las curvaturas tienen la capacidad de aumentar transitoriamente para de esta manera amortiguar en gran medida la presión que sufren las vértebras.

Las causas de dolor de espalda en los menores son múltiples, uno de ellos es el dolor originado por las pesadas mochilas llenas de libros, cuadernos, lapiceros, comida, bebida e incluso cambios de ropa de deporte que llevan y traen diariamente las niñas y niños al colegio. En algunos países como Alemania o Austria, las mochilas escolares no pueden pesar más del 10% del peso del niño, por tanto, aquel pequeño que pese 30 kilos no podrá llevar una mochila con un peso de más de 3 kilos. Diferentes estudios han respaldado la teoría de que existe una relación directa entre los dolores de espalda y el peso de las mochilas.

Otras veces la molestia está producida por el juego, el deporte o el ejercicio físico excesivo, juegos violentos o traumatismos en la región lumbar o dorsal, otra de las causas apunta hacia el sedentarismo. La recomendación apunta hacia el ejercicio físico y el deporte moderado, en un aproximado de 4 a 5 horas por semana, lo que serviría como una alta protección contra el dolor de espalda. Es importante recordar que tanto las actividades físicas excesivas como el sedentarismo, se asocian con dolores de espalda, por ello el especialista en columna vertebral siempre recomendará un punto medio de actividad física.

En la gran mayoría de los casos, hablando de cerca de un 90% es difícil identificar una patología concreta sobre lo que provoca el dolor en los menores, y es entonces cuando hablamos de un dolor inespecífico. Sin embargo, en otros casos sí se encuentran patologías o enfermedades que producen el dolor, es lo que se conoce como: dolor específico u orgánico.

Entre las lesiones más comunes que causan dolor en los pequeños, encontramos las siguientes:

  1. Espondilolistesis: Trastorno de la columna vertebral, en el que una vértebra se desplaza sobre el hueso que está debajo.
  2. Cifosis Sheuermann: Se trata de una curvatura exagerada o hipercifosis, la cual es muy común entre niños de edad en crecimiento, puesto que tienen los huesos más blandos y con más cantidad de tejido cartilaginoso.
  • Lordosis: Es la curvatura de la columna con la convexidad, generalmente exagerada, hacia la parte anterior.
  1. Escoliosis: Desviación lateral de la columna lateral.

Otras causas del dolor de espalda de tipo orgánico son las infecciones, los tumores, la hernia discal, los trastornos reumáticos o los traumatismos; aunque su incidencia es muy baja, debemos tenerlas en cuenta para corregirlas o combatirlas con prontitud.

Cuando alguno de los menores se queje de un dolor que ya ha sido previamente valorado por un médico y las características y localización del nuevo episodio son las mismas, si es tan intenso que no lo alivian los analgésicos o si se extiende por el brazo o la pierna.
Ante un niño con dolor de espalda que se mantenga más de un día o que se repita sin causa traumática conocida, es recomendable acudir al especialista en columna vertebral.
En la Columna Vertebral nos ponemos a sus órdenes para un diagnóstico sobre un dolor inespecífico o si se padece de un dolor de espalda orgánico, orientándonos sobre el tratamiento. En el caso del dolor inespecífico, la recomendación es evitar el reposo e intentar hacer una vida lo más normal posible, aliviando con medicación específica. En el caso de dolor orgánico, el tratamiento dependerá de la patología concreta. ¡Esperamos su visita! Será un placer atenderles.