Cirujano de columna vertebral

Existen muchos padecimientos que requieren de un cirujano de columna vertebral para realizar el procedimiento quirúrgico recomendado como tratamiento. Desde los problemas congénitos, las hernias discales, fracturas de las vértebras, entre muchos otros, ahora bien, para que sea un éxito es fundamental elegir al cirujano adecuado, que esté especializado y cuente con la experiencia del procedimiento que va a realizarles.

¿Cómo elegir al mejor cirujano?

Una de las principales razones por las cuales una cirugía de espalda fracasa es porque no se tiene el diagnóstico correcto. Para evitarlo, el encontrar al cirujano adecuado es fundamental. Debe tener buenos resultados y calificaciones adecuadas, así como experiencia en cada procedimiento y la capacitación necesaria.

La mayoría de los tipos de cirugía de columna se dividen por las zonas a las que afectan. Se divide en tres partes: la cervical, la dorsal y la lumbar. Muchos cirujanos se especializan solo en una región, por lo que es importante que se tenga un diagnóstico correcto para decidir el cirujano que se requiere.

cirujano de columna vertebral

De igual manera, hay algunas preguntas que pueden hacerles para determinar si son los mejores. Por ejemplo: ¿Cuántas cirugías especializadas realiza cada año?, ¿En qué parte de la columna se centra su especialidad?, ¿Qué tipos de complicaciones y riesgos es posible experimentar? y ¿Cómo deben prepararse?

La cuidadosa selección de un cirujano en particular es más importante que elegir la especialidad de los médicos. Tanto los neurocirujanos como los cirujanos ortopedista están capacitados en realizar estos procedimientos, aunque deben tener en cuenta que también se especializan en ciertas operaciones. Por lo que siempre deben poner en primer plano la experiencia y la capacitación para tener los mejores resultados.

Procedimientos que realizan los cirujanos

Existen varios tipos de cirugías que se realizan en la columna vertebral para tratar los diferentes tipos de padecimiento o lesiones. Las más realizadas están relacionadas con el tratamiento de los discos intervertebrales, ya sea que estén herniados o que por su desgaste no cumplan con su función y pongan en riesgo las vértebras.

Una de las más populares es la discectomía y la microdiscectomía que se realiza en caso de una hernia discal. En esta operación el cirujano de columna vertebral extrae parte del disco intervertebral herniado que oprime la raíz de un nervio espinal.

La microdiscectomía, es el mismo procedimiento con una manipulación quirúrgica menor, para llevarla a cabo se utiliza un microscopio especial para visualizar el área a intervenir, además se caracteriza por un periodo de hospitalización menor y su efectividad es muy alta.

Otro procedimiento popular es la laminotomía, la cual consiste en retirar una porción pequeña del hueso de una vértebra para disminuir la presión en los nervios, principalmente en los nervios de la espalda, en algunos casos también se requiere sacar un poco de tejido del disco intervertebral. Es aplicado en caso de la ciática, espondilosis, hernia discal, enfermedad degenerativa de disco, estenosis espinal, entre otras.

Regularmente se confunde con la laminectomía, que es un tratamiento común en el tratamiento de la estenosis raquídea. En esta cirugía se extirpa la lámina de una vértebra a los espolones óseos en la columna, con el objetivo de aliviar la presión de los nervios, se puede hacer junto con otras cirugías como la discectomía, la foraminotomía y la artrodesis vertebral.

Una cirugía más que realizan los especialistas es la fusión espinal, que se lleva a cabo para tratar lesiones vertebrales, la degeneración de discos y anormalidades o debilidad en la columna ocasionada por infecciones o un tumor, consiste en colocar un injerto de hueso que crece y se fusiona con la vértebra, el injerto es fijado con varillas o tornillos metálicos, se tiene el objetivo para reparar el movimiento anómalo de un segmento de la columna.

También se pueden colocar dispositivos interespinales, un procedimiento menos invasivo que otros, tiene una corta duración y la recuperación postoperatoria más rápida, es recomendado para pacientes con enfermedades cardiovasculares que no pueden ser sometidos a intervenciones más complejas, pues consiste en implantar un espaciador interespinal entre la apófisis espinosa de las vértebras.

En su colocación solo se realiza una pequeña incisión en la espalda de unos cuantos centímetros, este dispositivo mantiene las vértebras en la posición adecuada cuando los pacientes se sientan o se inclinan, de este modo se evita el dolor que puede ocasionar la compresión de los nervios espinales, como la ciática.

La cifoplastía vertebral es otro de los procedimientos comunes que realizan un cirujano de columna vertebral. Es aplicada para tratar el aplastamiento vertebral provocamos por un daño traumático, la osteoporosis, el cáncer o fracturas en la columna. Se lleva a cabo al introducir una aguja a través de la piel con la que se coloca un pequeño globo dentro del hueso, para luego inflarlo.

De esta manera se hace que la separación entre vértebras se restablezca, posteriormente se inyecta un cemento especial para evitar que vuelva a colapsar, es considerada una intervención ambulatoria, por lo que el paciente regresará a casa el mismo día y el tiempo de recuperación total es de menos de seis semanas, posteriormente podrán volver a sus actividades regulares.

Por último, está la artrodesis que se lleva a cabo cuando existe un movimiento entre dos o más vértebras con el objetivo de fijarlas a través de placas metálicas, se lleva a cabo en caso de una lesión o fractura, debilidad de la columna causada por infecciones o tumores, espondilolistesis, escoliosis, cifosis o artritis en la columna. El procedimiento es similar al de la fusión espinal.

Para someterse a cualquiera de estas cirugías y recibir una atención de primer nivel por parte del mejor cirujano de columna vertebral, acudan a la clínica de la Columna Vertebral donde encontrarán el mejor tratamiento de los principales padecimientos de esta zona. Contamos con las mejores técnicas en cirugía mínimamente invasiva, que se ha demostrado tienen una mayor tasa de éxito y un periodo de recuperación más rápido. Si requieren una evaluación, tratamiento o una cirugía los invitamos a agendar una cita vía telefónica o por correo electrónico, con gusto los atenderemos y recibirán un tratamiento integral de la mano de los mejores especialistas.