Ciática tratamiento

La ciática es un dolor que se extiende a lo largo del nervio ciático, desde la espalda baja hasta una o ambas piernas y puede afectar mucho la calidad de vida, el ciática tratamiento dependerá de la gravedad del padecimiento y qué lo está ocasionando.

La mayoría de las personas solo requieren de tratamientos no quirúrgicos y ejercicio regular que alivian el dolor y evita que regrese; aunque en los casos más graves o si otros tratamientos fracasan será necesario que se sometan a un tratamiento más estructurado o una cirugía.

ciatica tratamiento

Tratamientos no quirúrgicos

En la actualidad existe una amplia gama de tratamientos no quirúrgicos para la ciática. Su objetivo principal el aliviar el dolor que se causa por la compresión de las raíces nerviosas y prevenir su aparición o empeoramiento en el futuro. Por lo general se recomienda una combinación de tratamientos complementados con un programa específico de ejercicios. Entre los más comunes están:

  • Calor y hielo. El uso de compresas frías o calientes puede ayudar a aliviar el dolor de las piernas, sobre todo cuando las molestias son leves o la ciática está en una fase inicial. Lo recomendado es aplicar hielo o calor durante unos 20 minutos y repetir el procedimiento cada dos horas. Se puede alternar ambos tipos de compresas, primero hielo y dos horas después aplicar calor.
  • Medicamentos para el dolor ciático. Existen tanto fármacos con receta como los de venta libre, estos últimos no se recomiendan ya que su uso inadecuado puede tener efectos secundarios. Le mejor es acudir a la clínica de la Columna Vertebral para que les recetamos cuales son los mejores para ustedes.
  • Inyecciones epidurales de corticoesteroides. Este ciática tratamiento se utiliza solo si el dolor ciático es muy grave. Se aplica una inyección epidural de analgésicos y antiinflamatorios, lo que reduce de manera significativa el dolor. Sus efectos son solo temporales, pueden durar de una semana a un año, de acuerdo con la forma en que los procese el organismo y la gravedad del dolor. Tiene como ventaja que puede producir suficiente alivio para que los pacientes lleven a cabo un programa de acondicionamiento y ejercicios.

Tratamientos no quirúrgicos

En caso de que el dolor ciático sea más grave y no mejore dentro de las primeras seis a doce semanas con el uso de tratamientos no quirúrgicos, se debe considerar realizar una cirugía. Regularmente se consideran dos tipos de operaciones: la microdiscectomía y la descompresión abierta.

La microdiscectomía, es recomendada y realizadas por los especialistas de la clínica de la Columna Vertebral en caso de que el dolor ciático se deba a una hernia discal. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo donde se retira parte de la hernia discal que pinza el nervio.

Se considera como una opción después de cuatro a seis semanas de dolor grave que no se alivia por otros métodos, también en caso de que el dolor y la discapacidad del paciente sea grave, tiene una tasa de éxito de entre el 90 al 95 por ciento en un alivio total del dolor.

Por otra parte, la laminectomía lumbar se lleva a cabo en caso de que el dolor ciático sea provocado por una estenosis del canal lumbar. En este procedimiento se quita una pequeña porción del hueso de la vértebra o del disco que pince la raíz nerviosa, alrededor del 70 al 80 por ciento de los pacientes que se realizan esta operación tienen muy buenos resultados en el alivio del dolor ciático.

Tratamientos alternativos de la ciática

Además de los tratamientos médicos hay algunos métodos alternativos que han demostrado tener buenos resultados en el alivio del dolor ciático, aunque se debe tener en cuenta que no son un ciática tratamiento permanente y se deben combinar con los ejercicios y otros consejos que les recomiende su especialista. Entre las alternativas que podemos destacar se encuentran:

  • Manipulación manual o quiropráctica. Cuando es realizada por profesionales médicos capacitados tienen como objetivo el proporcionar una mejor alineación de la columna vertebral y a la vez aliviar la presión en el nervio ciático. Cuando es dirigida bajo las indicaciones de los profesionales médicos debidamente capacitados, puede crear un ambiente de curación.
  • En los últimos años este procedimiento ha sido más aceptado por los especialistas médicos, inclusive algunas instituciones reguladoras de la salud como la FDA de Estados Unidos de América la han reconocido como un tratamiento para el dolor de espalda leve.
  • Los masajes aplicados por un especialista han demostrado tener varios beneficios para el dolor de espalda leve, mejorar la circulación de la sangre, la relajación muscular y la liberación de endorfinas.

La ciática puede parecer un problema muy grave, pero en la mayoría de las personas se trata de algo pasajero que se resuelve por sí solo y se evitar con algunos cambios en la vida y realizar actividades que exijan a la columna de una forma adecuada.

Generalmente, en casi todos los casos de dolor ciático, se cura en un período de seis a doce semanas, es recomendable seguir un programa de ejercicios y fisioterapia para la ciática, para aliviar el dolor y prevenir o reducir al mínimo.

En caso de que presenten malestares graves, dolor o entumecimiento constante en las extremidades inferiores acudan de inmediato con un especialista para una evolución y se determine cuales son los tratamientos que necesitan de acuerdo con el problema de origen y la gravedad del dolor.

Los mejores especialistas están en la Columna Vertebral, con médicos altamente capacitados en el tratamiento de padecimientos de la columna con técnicas mínimamente invasivas y los mejores resultados.

Les ofrecemos un servicio integral, con una clínica totalmente equipada para la evaluación, el diagnóstico y tratamiento quirúrgico y no quirúrgico para problemas como la hernia discal, el dolor ciático, problemas congénitos, entre otros padecimientos.

Para más información sobre los diferentes ciática tratamiento que les ofrecemos los invitamos a que se comuniquen con nosotros vía telefónica o por correo electrónico También pueden visitarnos en el Hospital Ángeles de León en León, Guanajuato, donde nuestros especialistas los atenderán con gusto para mejorar su calidad de vida.